Ecosta Yutu Cuii

Conservación Ecológica & Desarrollo Comunitario 

en la Costa de Oaxaca

Río Grande, Oaxaca

Mayo 2018

 

Ecosta Yutu Cuii (que significa "árbol verde" en la idioma regional Mixteca) es una organización en la costa de Oaxaca que se dedica a promover el desarrollo sustentable y la conservación de los recursos naturales por medio de la educación. Desde su fundación en 1993, Ecosta ha colaborado con varias comunidades, organizaciones e instituciones en el municipio de San Pedro de Tututepec para desarrollar iniciativas que abordan preocupaciones locales, generando oportunidades y beneficios económicos, sociales y ambientales para las diversas comunidades de la región. 

Río Grande, Oaxaca.

Una cerca hecha de botellas de plástico de Coca-Cola.

Los proyectos comunitarios que maneja Ecosta siempre son conceptualizados con la idea de que muchas pequeñas acciones forman parte de la solución a un problema. Como muchas comunidades indigenas en todo el mundo, la región de San Pedro de Tututepec se enfrenta con la tarea esencial de desconstruir ideologías implementadas sobre la agricultura y el desarrollo que han tenido consecuencias perjudiciales para la tierra y las personas que la habitan.

 

Antes de la colonización, la iguana ocupaba una gran importancia en la gastronomía tradicional del pueblo zapoteco de la costa oaxaqueña. Hoy en día, la iguana todavía es considerada como un alimento sagrado por la conexión de vida, sabiduría y respeto que se comparte entre la iguana y la persona que la prepara. Sin embargo, la destrucción del habitat natural, la contaminación y el consumo excesivo ha llevado a la especie a estar en peligro de extinción.

Con el objetivo de proteger tanto a la población de iguanas como a la forma de vida tradicional, Ecosta implementó un criadero de iguanas. Cuidan a las iguanas bebés a medida que maduran, generando fuentes de empleo para miembros de la comunidad en el proceso. Algunas de las iguanas se venden para satisfacer la demanda excesiva durante la Semana Santa (un tiempo en que la carne de iguana es consumida tradicionalmente), pero muchas son liberadas en la naturaleza. 

Huevos de iguana, incubando en una olla tradicional de barro. Es un proceso muy complejo, en que la temperatura y humedad tiene que ser perfecta durante todo el periodo de incubación de 120 días.

Emiliano agarra dos iguanas bebés para que las podemos ver de cerca.

Dos iguanas bebés en las manos de su cuidador.

Una iguana bebé cuelga de la red de su jaula.

Las iguanas bebés se amontonan, una encima de otra, para tomar un poquito de sol que entra su jaula.

El equipo del proyecto tienen como mascota una iguana adulta que desafortunadamente no puede ser liberada en la naturaleza. Le gusta dar besitos.

Carretilla debajo del árbol de mango.

Corral de las iguanas adolescentes [Emiliano entre los árboles de mango y plátano].

Como adolescentes, traen las iguanas del corral de los árboles tropicales a este, donde aprendan estar más expuestos en un terreno seco. Es muy difícil capturarlas de nuevo aquí, ¡porque corren muy rápido!

Cuando las iguanas llegan a la edad adulta las traen aquí, donde pueden vagar libres entre los árboles como si estuvieron en la naturaleza. Esto es el último paso antes de ser liberadas.

Emiliano.

Un pedazo de piel de iguana en el suelo del bosque.

Eche un vistazo a los productos artesanales que venden las comunidades de San Pedro Tututepec aquí.

Este proyecto fue completado como parte de un contrato de aprendizaje independiente con The Evergreen State College, titulado Fotografía Documental Enfrontando a la Hydra Capitalista (Americana). El programa es un seguimiento de un estudio anterior en Oaxaca & Chiapas, titulado Alternativas & Resistencia a Capitalismo Global, con profesores Peter Bohmer y María Isabel Morales.

LOVE IT

LINDSEY DALTHORP

OLYMPIA, WA 

lindseydalthorp@gmail.com

  • Instagram - Grey Circle
  • Facebook - Grey Circle